Medalla de Santa Lucía en plata esterlina 18 mm.

Medalla de Santa Lucía en plata esterlina 925. Medidas: 18 mm. (0,708') diámetro. La cadena se vende por separado. Made in Italy.
Código del producto: GIME0051
€40,00

Lucía nació de padres nobles y ricos hacia el año 283 en Siracusa (Sicilia). Su padre era de origen romano, pero murió cuando ella tenía cinco añosdejando a Lucía y su madre sin protección. El nombre de su madre era Eutychia, lo cual podría indicar un origen griego.

Como muchos otros mártires, Lucía había consagrado su virginidad a Dios y esperaba poder distribuir su dote entre los pobres. Sin embargo, Eutychia, desconociendo la promesa de Lucía y padeciendo trastornos en la sangre, temía por el futuro de Lucía. Ella preparó el matrimonio de Lucía con un joven de una familia acomodada y pagana.

Santa Agata había sido martirizada dos años antes durante la persecución de Diocleciano. Su santuario en Catania, a menos de cincuenta millas de Siracusa, atraía a pelegrinos, ya que se hablaba de numerosos milagros  por su intercesión. Eutychia fue persuadida para  pelegrinar a Catania con la esperanza de curarse. Cuando estaban allí, Santa Agata se apareció a Lucía en un sueño y le dijo que gracias a su fe, su madre se curaría y que Lucía sería la gloria de Siracusa. Con su madre curada, Lucía aprovechó la oportunidad para persuadir a su madre y que le permitiera distribuir una gran parte de su riqueza entre los pobres.

Euthychia sugirió que sus riquezas serían un buen legado, pero Lucía contestó "....lo que sea que des en tu muerte para el bien del Señor, lo harás porque no lo podrás llevar contigo. Dále ahora que estás sana al Salvador lo que le darías en la hora de tu muerte".

Las noticias de que estaban siendo distribuídos patrimonio y joyas, comprometieron a Lucía y fue denunciada a Paschasius, Governador de Siracusa. Parchasius le ordenó un sacrificio para la imagen del Emperador, Cuando ella se negó, Paschasius la sentenció a ser encerrada en un burdel. La tradición Cristiana indica que cuando los guardas llegaron para llevársela, no pudieron moverla, incluso cuando la ataron a un grupo de bueyes. Bultos de madera cayeron sobre ella a los que prendieron fuego, pero no ardieron. Encontró la muerte atravesada por una espada.

Estando ausente en las primeras narraciones y tradiciones  al menos hasta el siglo XV, se habla de la tortura de Lucía arrancándole los ojos. Según posteriores narraciones, antes de morir predijo el castigo de Paschasius y el rápido final de las persecuciones, añadiendo que Diocleciano no reinaría más y que Maximiano encontraría su final. Esto enfurecería tanto a Paschasius que ordenó a los guardas arrancarles los ojos. Otra versión es que ella misma se los arrancó para disuadir a un persistente pretendiente que los admiraba. Cuando su cuerpo fue preparado para su entierro en el mausoleo familiar, se descubrió que sus ojos habían sido milagrosamente restaurados.

Santa protectora de ciegos, oculistas y electricistas.

Los clientes que compraron este producto tambien han comprado

Medalla de San Jorge en plata esterlina 18 mm.

Medalla de San Jorge en plata esterlina 925. Dimensiones: 18 mm. (0,708') diámetro. La cadena se vende por separado. Mady in Italy.
GIME0041
€60,00