Medalla de San Esteban en plata esterlina 18 mm.

Medalla de San Esteban en plata esterlina. Medida: 18 mm. (0,708') de diámetro. La cadena se vende por separado. Made in Italy.
Código del producto: GIME0043
€40,00

San Esteban fue el primer discípulo de Jesús que recibió la corona de mártir. Esteban era un diácono en la Iglesia paleocristiana. Los apóstoles habían notado que necesitaban ayudantes para cuidar de las viudas y los pobres. Entonces, ordenaron a siete diáconos, siendo Esteban el más famoso de ellos.

Dios hizo muchos milagros a través de San Esteban y él habló con tal sabiduría y gracia que muchos de sus oyentes se hicieron seguidores de Jesús. Los enemigos de la Iglesia de Jesús estaban furiosos al ver la aceptación de la gente por su predicación. Al final, montaron un complot contra él. No puediendo contestar su discurso sabio, consiguieron  hombres para mentir sobre él, diciendo que él había hablado pecaminosamente contra Dios. San Esteban se enfrentó a aquella gran asamblea de enemigos sin miedo. De hecho, la Santa Biblia dice que su cara parecía la de un ángel.

El santo habló sobre Jesús, mostrando que Él era el Salvador que  Dios había prometido enviar. Reprochó  a sus enemigos para no haber creído en Jesús. Ante esto, sus enemigos se llenaron de gran ira y le insultaron. Pero Esteban respetó el Cielo y dijo que él vio abrirse el cielo y a Jesús sentado a la derecha de Dios. 

Taparon sus oídos y rechazaron escuchar ninguna otra palabra. Arrastraron a San Esteban fuera de la ciudad de Jeresalem y lo lapidaron hasta la muerte. El santo rezó:  "Señor Jesús, recibe mi espíritu! " Entonces él  cayó de rodillas y pidió que Dios no castigara a sus enemigos por matarlo.

Después de tal expresión de amor, el mártir santo se dirigió a su recompensa divina. Su fiesta es el 26 de diciembre.