Estatuas de madera

Hacia el siglo XVII los campesinos del valle Gardena comenzaron a esculpir diversas figuras en madera. El rico patrimonio forestal alpino y los largos inviernos del valle contribuyeron a la integración de este arte en las familias para añadir ingresos extras al escaso rédito de la zona. En un principio las esculturas eran prevalentemente juguetes de madera y muñecas, más tarde también se realizaron esculturas de arte sacro. La popularidad universal de esta forma de arte y algunos ejemplares artistas como Johann Dominik Mahlknecht (1793-1876) nombrado artista nacional, indujeron a crear nuevas ideas y modelos. De esta evolución derivan obras maestras admiradas en todo el mundo.

Ordenar por
Mostrar